Tu Municipio
Conoce a detalle temas relacionados con tu municipio

Atractivos Turísticos

Monumentos Históricos

La parroquia de San Miguel Chiconcuac se encuentra en la cabecera municipal, de la cual quedan pocas cosas originales, ya que fue remodelada a finales del siglo XVIII y principios del siguiente, la portada es una de las más bellas de la región, probablemente data de finales del siglo XVIII o principios del XIX, esta obra deja sorprendido al visitante; es como una superposición de dos portadas, una barroca y la otra neoclásica.

El Reloj Público. Se encuentra en la torre derecha de la parroquia y desde su fastuosa inauguración el día 29 de septiembre de 1898 ha marcado el paso del tiempo en este municipio; los lugareños dicen con orgullo que la maquinaria es de origen francés y su fabricación y diseño idéntico a otros tres relojes famosos: el de avenida Bucareli, el de la esquina de las calles de Bolívar y Venustiano Carranza en la ciudad de México; y el que se encuentra en el centro de la ciudad de Pachuca, Hidalgo.

Capilla de San Pedro Chiconcuac. Se encuentra en el barrio del mismo nombre, "fue construida en el primer cuarto del siglo XVII, entre 1600 y 1625, como toda construcción franciscana, guarda y tiene estilo adusto y sencillo del estilo religioso monástico del siglo XVI; el campanario de fines del siglo XVII, conserva el estilo tardío barroco e inicial neoclásico.

Templo de Santa María Chiconcuac. Se ubica en el pueblo del mismo nombre, es de estilo contemporáneo, sus principales atractivos son el altar, que es una réplica del que se encuentra en la antigua basílica de Guadalupe en la ciudad de México y el decorado interior hecho de oro laminado.

Templo de San Pablito. Se localiza en el pueblo del mismo nombre, es una iglesia pequeña de estilo neoclásico que ha tenido varias transformaciones, su reconstrucción se inicío en 1897.

Presidencia municipal. Es un edificio construido en el presente siglo en diferentes etapas; consta de dos plantas, la fachada inferior tiene cinco arcos al frente y dos laterales, en la superior se distingue una ventana con sus respectivos barandales sobre cada uno de los arcos; al centro y en lo más alto el escudo nacional.

Murales. En el año de 1997 se pintó un mural en la presidencia municipal, en donde se plasma lo más representativo del municipio.

Fuentes. En la plaza de la cabecera municipal se encuentra una fuente de cantera con siete cabezas de serpientes y el escudo del municipio esculpido en la parte externa, para recordar el significado de Chiconcuac.


Fiestas

Las fiestas patronales son más importantes en el municipio, por la categoría que el pueblo le da y la magnificencia con que se celebra, se les considera como "€œla fiesta grande"€ o "€œla fiesta chica"€; para su realización se cuenta con los mayordomos, que son las personas encargadas de organizar dichas fiestas y los mejores materiales de los templos, además de dar de comer a toda la gente durante los días de fiesta.


Danzas 

Durante las fiestas religiosas bailan las "€œcuadrillas"€ de "€œserranitos€, moros y cristianos"€, "€œvaqueros"€, "€œsembradores"€ y grupos bien organizados de jóvenes que presentan los bailes típicos de diferentes estados del país como Sinaloa, Veracruz, etc.

En la época del carnaval bailan por las calles los llamados "€œviejos"€.


Tradiciones

Existen muchas costumbres y tradiciones que se manifiestan en los momentos más importantes de la vida del individuo desde "€œel recibimiento"€ cuando nace, hasta "€œla entrega"€œ de los ahijados o cuando muere; para las festividades de todos los santos y fieles difuntos se reúne la familia y los vecinos para elaborar el famoso pan de muerto conocido localmente como "€œlos conejos"€ que no deben faltar en la ofrenda.


Música

La sensibilidad a la música se percibe especialmente en el pueblo de San Pablito, en donde existen muchos filarmónicos de gran talento que tocan con bandas de gran prestigio como la de marina, policía y tránsito, guardias presidenciales, etc.


ArtesanÍas

La fama de Chiconcuac no es sólo a nivel nacional sino internacional, se debe principalmente a la artesanía del tejido de lana, considerado como parte del patrimonio económico y cultural del municipio.

En Chiconcuac se teje desde tiempos inmemorables, en la época prehispánica se tejían mantas y petates, con la invasión española la gran sensibilidad que ya existía en los tejedores fue aprovechada por Fray Pedro de Gante, quien según se dice difundió por esta área el uso de las "€œcardas"€, el "€œtorno"€ y el "€œtelar de pedal"€ para el tejido de la lana.

Muchas cobijas de lana tejidos en los rústicos telares de madera y suéteres tejidos con agujas o gancho, se encuentran en varias partes del mundo, ya que la gran sensibilidad de los artesanos de este lugar permite plasmar en sus obras un sin fin de dibujos y colores.

Otra aportación de la artesanía de este lugar son los tapetes y tapices de lana tejidos a mano en los talleres de la familia Delgado Hernández, que se encuentran en el extranjero, de tan alta calidad, que han obtenido galardones en concursos a escala mundial, como el "€œHoward Mercury"€ en 1988 y "€œLa Estrella de Oro al Mejor de la Década"€ en 1990; premios otorgados por instituciones europeas y la Universidad de Madrid en España.


GastronomÍa

La comida típica de Chiconcuac es muy rica y variada destacando la barbacoa de borrego hecha con pencas de maguey y cocida en horno excavado en la tierra, el mole de guajolote, los mixiotes, tlacoyos, sopes y tamales, hay muchos platillos de origen prehispánico que orgullosamente se conservan como el "€œahuautle"€ (huevera de mosco en chile verde con calabacitas), "€œhuauzontles"€ en mole, "€œyecacapac"€ (alberjones con nopalitos y chile), "€œchileatole"€, "€œnacamole"€ (mole de olla con carne), "€œchitomole"€ (barbacoa en salsa verde con calabacitas), nopales, "€œquintoniles"€ y verdolagas en todas sus formas, dulces como el "€œmacuacua"€ (varias clases de semillas cocidas con agua y piloncillo), tlapolole (maíz tostado con piloncillo), necuesquite (trigo tostado con piloncillo), xacualole (calabaza cocida con piloncillo), los famosos choales (tamales de huautli, alberjón y piloncillo).

Atractivos Turísticos